Palabras del Dr. Prieto

Detalles de buenos días. Después de estos días de puente en Madrid, cuando hemos llegado a la mesa del despacho en el Hospital La Paz, hemos encontrado un sobre que contenía unas palabras especiales del Dr. Prieto para todos vosotros; familias y amigos de la Asociación NUPA.

DESPEDIDA

            Al fin llegó el día. Hoy, 26 de abril, me jubilo. Inicio una nueva etapa de mi vida que espero que sea, al menos, tan rica y apasionante como la vivida hasta ahora. Quiero agradecerles en este momento todas las muestras de cariño y confianza que me han demostrado siempre y, en especial, en estos últimos dos meses. Ha sido un placer inmenso conocerles y ha constituido para mí una enseñanza inolvidable compartir con Vds. tantos y tan intensos momentos.

            El 10 de marzo, en el homenaje de la Casa de Campo, les decía que, en la vida, las personas pasan, pero las instituciones permanecen y que, por, tanto, podían sentirse seguros y confiados de que quedaban en buenas manos y que iban a ser maravillosamente atendidos. Hoy quiero insistir en esa idea. En estos veinte años hemos recorrido juntos un larguísimo camino, desde aquellos primeros tiempos en que sus hijos eran atendidos por tres únicos médicos hasta el día de hoy. Han sido casi 300 pacientes asistidos y más de 100 trasplantes realizados. Hemos mejorado los cuidados médicos, quirúrgicos y nutricionales de rehabilitación intestinal, lo que, en muchas ocasiones, ha permitido evitar el trasplante. Hemos aumentado la oferta de tipos de trasplante. Hemos perfeccionado la inmunosupresión, renovado el conocimiento de las complicaciones del trasplante e incrementado el apoyo inmunológico. Hoy tenemos más experiencia, conocimiento y formación. Han pasado por nuestra Unidad decenas de Médicos Residentes y pediatras de muchos hospitales de España, lo cual ha mejorado la asistencia de nuestro hospital, pero también la de otros hospitales del país. Disponemos de mejor y más numeroso equipamiento diagnóstico y de una Unidad de Hospitalización con habitaciones individuales con acompañante, atendidas por un personal de enfermería especializado, experto, capacitado y competente. Contamos con la colaboración impagable e imprescindible de NUPA, que ha venido a cubrir una gran parte de nuestras carencias en cuidados sociales y psicológicos y en apoyo solidario. Aquellos tres médicos del inicio se han duplicado y hoy son mucho más expertos y formados de lo que éramos entonces. En el próximo mes se cubrirá una plaza de Jefe de Sección de Fracaso Intestinal y Trasplante, lo que viene a ser un reconocimiento implícito de la importancia que el Hospital concede a este problema y cuya cobertura espero que contribuya a mejorar la atención a sus hijos.

            Hoy, sin duda, todo cambia para mí, pero nada cambia para Vds., salvo para mejor. Pueden estar absolutamente tranquilos, confiados y seguros de que van a recibir una asistencia de la máxima calidad posible porque van a ser atendidos por un equipo médico-quirúrgico y de enfermería perfectamente formado, experto, capaz. Ilusionado y comprometido.

            Quiero, por último, reiterar mi agradecimiento, que nunca podrá ser suficiente, por todos los detalles y muestras de afecto y cariño que he recibido de Vds. ¡Hasta siempre!

Gerardo Prieto

Carta de despedida del Dr. Prieto

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.