5 dudas frecuentes sobre el trasplante de órganos

médicos trasplante de órganos
  1. ¿Quién puede recibir un trasplante de órganos?

Toda persona enferma con daño irreversible en algún órgano tiene derecho a recibir un trasplante si cumple las condiciones médicas necesarias, aunque el trasplante es SIEMPRE la última opción.

En el caso de las personas con fracaso intestinal, tan solo se indica cuando han tenido lugar alguna o varias de las complicaciones que hacen que ya no sea posible mantener la nutrición parenteral a largo plazo. Estas complicaciones pueden ser: daño hepático, como consecuencia de la propia nutrición intravenosa; y pérdida de vías centrales, en las que poder colocar el catéter que permita alimentar al paciente.

  1. ¿Quién puede donar y cómo puedo hacerme donante?

Puede donar toda persona que fallezca en las circunstancias recogidas por la ley y que haya dado su consentimiento en vida, o su familia en caso de ser menor. Lo más importante es indicarle a nuestra familia nuestra voluntad de convertirnos en donantes de órganos tras nuestro fallecimiento. Además, aunque no tiene valor legal, la tarjeta de donante testimonia nuestro deseo.

Desde NUPA promovemos activamente la donación de órganos, en adultos y también infantil, porque con una vida que se va, se pueden salvar muchas otras que se iban.

  1. ¿El receptor puede conocer a la familia del donante, o al donante en caso de que sea lo que se conoce como “buen samaritano”?

Aunque muchas veces al paciente trasplantado le encantaría dar las gracias a su donante, éste y su familia siempre permanecerán en el anonimato.

  1. ¿Qué órganos se pueden donar?

Se puede donar el corazón, el riñón, el hígado, el páncreas, el pulmón, el estómago, los intestinos y el esófago. Además, en el cuerpo tenemos un montón de tejidos que también pueden ser donados: la médula, la córnea, la retina, la piel, los huesos…

Lamentablemente, está muy extendida la idea de que el intestino no se puede donar. Sin embargo, existen tres tipos de trasplante intestinal: el trasplante intestinal aislado, en el que se trasplanta únicamente este órgano; el trasplante hepatointestinal, en el que se incluye el hígado; y el trasplante multivisceral, que incluye estómago, duodeno, intestino delgado, colon, páncreas e hígado.

  1. ¿Por qué es tan fácil que un trasplantado enferme por un virus, bacteria o microbio?

Esto se debe a que se bajan conscientemente las defensas del paciente trasplantado para que no actúen en contra del nuevo órgano, que es interpretado como un cuerpo extraño. Se utilizan los llamados inmunosupresores, que no hacen otra cosa que suprimir la capacidad inmunológica del cuerpo humano. La situación a la que se lleva al paciente se conoce como inmunodepresión.

Debido a esta inmunosupresión, el paciente corre más riesgo de contraer enfermedades víricas o bacterianas. Las defensas dejan de actuar contra el nuevo órgano, pero también contra cualquier amenaza externa. 

También existe el temor al síndrome del injerto contrahuesped. Sucede cuando el órgano trasplantado tiene más fuerza que el propio organismo, y daña órganos originales del paciente de forma grave,a veces incluso irreversible.

En esta línea, desde NUPA se ha financiado una investigación desarrollada en el Idipaz (Instituto de Investigación del Hospital La Paz) centrada en evitar rechazos o complicaciones posteriores al trasplante, con el fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes y, por ende, de sus cuidadores. Además, esta mejora repercute en un ahorro para el sistema sanitario al reducirse el uso de fármacos y de ingresos.

Si quieres saber más sobre esta investigación pincha aquí

Si tienes alguna duda sobre la donación de órganos o el trasplante intestinal o multivisceral háznosla llegar a través de los comentarios. ¡En la próxima entrega sobre dudas y preguntas te la solucionaremos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.