Niños que ayudan a niños

La sonrisa de un niño es algo único y maravilloso. Si esta sonrisa es provocada por otro niño se convierte en el gesto más bonito del mundo. La iniciativa de la gran fotógrafa Ana Cruz de convertir los martes de agosto en días solidarios para que las familias pudieran aportar su granito de arena a la labor de NUPA a cambio de inmortalizar las sonrisas de sus hijos ha sido todo un éxito. Más de 40 familias se han sumado a este proyecto donde fotografía e infancia se han dado la mano para ayudar a nuestros pequeños grandes héroes con fallo intestinal, nutrición parenteral y trasplante multivisceral en su especial vuelta al cole. Niños que ayudan a niños, ¿se os ocurre algo más emocionante?

La realidad de los niños de Nupa convierte algo tan cotidiano como la vuelta al cole en todo un acontecimiento. Es habitual que nuestros pequeños pasen largos periodos de tiempo hospitalizados y que se ausenten, con relativa asiduidad, del colegio. En ese proceso y en la vuelta a la normalidad, NUPA apoya a las familias para convertir el comienzo del curso en una nueva oportunidad para aprender, disfrutar, hacer amigos y, en definitiva, retomar su vida de niños.

Todos estos aspectos pueden y deben cobrar protagonismo cuando la situación clínica lo permite, por lo que, desde NUPA, queremos garantizar que todos los esfuerzos e ilusiones para el comienzo de esa nueva etapa que supone septiembre no se vean obstaculizados por los gastos que trae consigo. Para conseguirlo acabamos de entregar nuestras “becas de vuelta al cole” con las que ayudamos a las familias con los gastos propios de esta época del año: libros, mochilas, cuadernos y demás material escolar.

Estas becas son una de las formas en que apoyamos a nuestras familias las cuales, en muchos casos, sufren un fuerte impacto económico debido a la enfermedad de sus hijos. La situación de angustia y preocupación por la salud de los pequeños a menudo se ve afectada, además, por los desplazamientos a Madrid para ser tratados en el Hospital Universitario La Paz – centro de referencia en fallo intestinal, nutrición parenteral y trasplante multivisceral- , las pérdidas de puestos de trabajo de los cuidadores, incrementos en los gastos familiares, pues se requieren cuidadores para los otros hijos, bajas laborales de larga prevalencia, etc.

Este año el 100% de las solicitudes recibidas para ayudar a nuestros campeones con la vuelta al cole han sido posibles gracias a la genial iniciativa de Ana Cruz, involucrada en ayudar a NUPA desde hace años. Además, su generosidad y la de todos los papás y mamás que, junto a sus hijos, han decidido ayudarnos a través de este proyecto ha permitido, también, premiar a aquellas familias NUPA que, de forma altruista, han colaborado con el crecimiento de la Asociación: búsqueda de mecenas, Nupacomercios, desarrollo de las actividades de Nupa, etc.

“Que exista una asociación de familias con problemas similares relacionados con la salud de nuestros hijos ya es una suerte por el apoyo moral y otras cosas estupendas que nos damos unos a otros pero, si además, dicha asociación nos ayuda económicamente a los padres en la cuesta arriba de septiembre, es maravilloso y muy de agradecer por el alivio que supone para nuestros bolsillos”, nos explica Rosa, la mamá de Mario.

Mario tiene 6 años y llegó a nuestra Asociación a través de otra mamá hace un año. Este pequeño valiente tiene la enfermedad de Hirschsprung, que hace que su intestino no se mueva con normalidad. Le operaron porque venía obstruido y, a partir de ahí, comenzó su andadura en NUPA, con una serie de intervenciones para solucionar su problema. Hace unos meses le intervinieron para hacerle el descenso del colon y, ahora, afortunadamente, se encuentra muy bien.

Este pequeño valiente ha recibido una de nuestras ayudas de vuelta al cole; “Él sabe que NUPA le ha dado una propina para que compremos parte del material escolar (mochila, estuche, pinturas, rotuladores, cuadernos y algún libro de texto). Se alegró mucho. Pero él es pequeño. Cuenta solo con 6 años y no lo entiende del todo. Cuando crezca nos aseguraremos de que comprenda lo importante que es NUPA, y también otras asociaciones a las que pertenecemos como AEMAREH (Asociación Española de Malformación Anorrectal y Enfermedad de Hirschrsprung) o ACCU (Asociación de Crohn y Colitis Ulcerosa de Valladolid). También le animaré para que colabore en todo lo que pueda en las mismas, desde contar su historia para ayudar a otros niños que pasen por lo mismo que ha pasado él, hasta recaudar fondos dentro de sus posibilidades”, nos cuenta Rosa.

GRACIAS Ana Cruz y equipo; GRACIAS a todas las familias participantes, pues con las sonrisas de vuestros pequeños hacéis sonreír a los nuestros. Gestos como este significan mucho para nosotros y nuestras familias, para las que cada ayuda, cada servicio de apoyo, cada palabra de aliento les empuja a seguir avanzando con firmeza en un camino que no es fácil, no, pero que, desde luego, lo es mucho más cuando hay una mano dispuesta para hacer el recorrido juntos.

“GRACIAS con mayúsculas por esta ayuda y por muchas otras en nombre de todos los padres, sobre todo la de los pisos de acogida. Para la gente de fuera de Madrid es imposible alojarse allí durante los frecuentes y largos ingresos que suelen tener nuestros niños. Ahora bien, también me debo dirigir a las familias: desde aquí las animo a colaborar en la recaudación de fondos, porque esa es la clave para que esto siga existiendo. Lo puedo explicar haciendo un símil que entenderán muy bien: la labor de las familias junto con la de los voluntarios es la Nutrición Parenteral de la asociación; y la BOMBA de alimentación…¿quién será? Pues ese equipo fabuloso que se encuentra entre la sede y el hospital “La Paz” y que apenas descansa para cargar pilas” , porque como refleja Rosa, juntos somos más fuertes. Juntos, Somos NUPA.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *