¿Quién es María Rado?

¿QUIÉN ES MARÍA RADO?

Una entrevista de Alba R. Santos 

Ella es la cara visible de la familias que nos visitan. La voz amiga al otro lado del teléfono cuando alguien llama a nuestra sede, y el abrazo cuando las familias llegan o van a nuestra residencia Igual que en Casa. También ha sido la incansable paje de los Reyes de NUPA, para los que vienen y para los cientos de paquetes que durante todo el 2018 nos ha tocado enviar. Es la idea entrañable de muchos de nuestros retos, de nuestras publicaciones o de nuestras cartas más especiales. Y por todo ello, es la protagonista de la nueva sección de la web ¿QUIÉN ES QUIÉN? Un espacio que acercará un poco más a todas las personas que suman su energía y su corazón para que los pacientes con fallo intestinal, nutrición parenteral o trasplante múltiple tengan una mejor calidad de vida ¿Quieres conocer un poco mejor a María Rado?

 

Dice de ella misma que es una persona muy empática, responsable y con un fuerte carácter que, por suerte, ha conseguido domar con los años. Pero nosotros nunca se lo vemos. María tiene una capacidad especial para resolver problemas y hacernos reír. Empezó a trabajar en NUPA después de haber pasado varios años fuera de España y cuando, dice, “ya pensaba que nunca encontraría un trabajo decente” Reconoce que “el día a día en NUPA es un a sorpresa tras otra, no hay dos días iguales, es inútil intentar organizar o programar los días, porque siempre pasa algo que te obliga a cambiar los planes. Y eso me encanta. Además, me siento profundamente agradecida de trabajar para mejorar la vida de estos peques que me tienen robado el corazón”.

Siempre quiso ser periodista, posiblemente porque le viene en los genes, su padre y su abuelo también lo eran. “Me gustaba leer y escribir, y pensaba que el periodismo era la mejor salida. Pero claro, en ese momento no conocía NUPA”. A María le gustan las cosas sencillas, los momentos que son especiales porque lo son, sin más parafernalia. Cree que la felicidad son momentos tan sencillos como “una tarde-noche-madrugada en la que mis amigos de la Universidad y yo hicimos un picnic en el césped de la Facultad de Periodismo de la Complutense. Me lo pasé tan bien que no quería que se acabara nunca.” Venir a estudiar a Madrid desde Santander le cambió la vida; fue el germen de la vida que ahora tiene y de la persona que ahora es.

Los hospitales no le son ajenos, y quizás por eso entiende bien lo difícil que es estar desplazado lejos de su ciudad de origen. A lo largo de su vida la han ingresado tres veces: “una peritonitis, la resección de un astrocitoma y un ingreso en Barcelona para revisar qué tal iba mi cerebro y qué podían hacer con él tras la primera intervención. Mi madre y yo tuvimos que separarnos del resto de la familia de Santander en aquel ingreso. Todo está bien ahora”. Y ella ayuda a que las 373 familias de NUPA se sientan Igual que en Casa, ya que es la mano amiga que les recibirá a partir de la próxima semana, cada vez que lleguen nuevos huéspedes.

María no olvida la Rueda de Prensa del día 20 de diciembre, “para mi fue especial. Sentía mucha responsabilidad y presión y creo que salió todo bastante bien”. Y tanto. Ella siempre lo tiene todo a punto y es capaz de no pestañear durante minutos, hasta que no está segura de que la newsletter está bien enviada. Sabe también como hacer reír en esos momentos en los que el estrés nos tiene al borde del abismo, con anécdotas, con su serenidad, con su compromiso siempre en guardia. Sabe que en NUPA el camino que se escoge no siempre es el más sencillo, aunque siempre se llega al lugar donde debemos llegar.

El aprendizaje le quedó claro desde el primer día en NUPA, “recuerdo que llegué un poquitín tarde porque los zapatos me hicieron unas rozaduras horrorosas y casi no podía ni andar. Aparte de eso, recuerdo que Alba nos hizo una introducción y nos dio una pequeña formación, y enseguida nos pusimos manos a la obra, porque en NUPA siempre hay miles de cosas que hacer”. Dice que lo mejor de esta última temporada en NUPA es ser la paje de sus majestades de Oriente, ahora que les da a los niños los regalos que los Reyes Magos han dejado para ellos debajo del árbol de la Residencia de Acogida #IgualQueEnCasa .

Está convencida de que se aprende mucho más de los fracasos que de los éxitos, y su máxima aspiración es que la recuerden por compartir buenos momentos. Sin duda, María es una excelente compañera que se ha convertido ya en imprescindible.

CUESTIONARIO DEL QUIÉN ES QUIÉN

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.