Los Nupancitos reciben el premio Afectivo-Efectivo

Nupancitos ganan el premio afectivo-efectivo

El primer puesto en la VI edición del Foro Premios Afectivo-Efectivo (antes Premios Albert Jovell) ha sido para Martín y Yara, nuestros queridos Nupancitos, los primeros muñecos con cicatrices y mascarilla que ayudan a mejorar la vida de niños y niñas con enfermedades raras, a concienciar sobre la donación de órganos y a luchar contra el acoso escolar.

La gala de entrega de los premios, celebrada por primera vez de manera virtual debido al coronavirus, ha reconocido aquellos proyectos centrados en el paciente como eje del sistema sanitario, premiando aquellos que mejor han sabido transmitir los valores de afectividad, efectividad, innovación, compromiso y humanidad.

El jurado, compuesto por 47 personalidades en representación del sistema sanitario de nuestro país, ha reconocido a los Nupancitos, de entre los cerca de 300 proyectos aceptados, como proyecto ganador del primer puesto en la categoría de “Campaña de Sensibilización y/o Prevención y/o Intervención“.

Desde NUPA no podemos sentirnos más agradecidos por este premio, ya que los Nupancitos nacieron para que los niños y niñas con enfermedades raras pudieran mejorar su calidad de vida y tuvieran una ayuda para sobrellevar mejor su enfermedad o estado crónico. Al crear nuevos referentes, los Nupancitos generan herramientas de normalización e integración social, concienciando y sensibilizando sobre la donación de órganos y las enfermedades raras que sufren más de 3 millones de personas en nuestro país. Los Nupancitos enseñan a la sociedad las diferentes aventuras de vida que les toca afrontar a algunas familias, fomentando la tolerancia hacia aquellos niños y niñas que se enfrentan diariamente a situaciones médicas muy complejas sin escapatoria.

Gracias a los Nupancitos, en la asociación NUPA llevamos a cabo talleres de abordaje psicológico e integración social en centros educativos u hospitalarios, colegios y asociaciones, para proporcionar herramientas de normalización, respeto y tolerancia hacia situaciones médicas complejas que viven otros niños y niñas, a la par que se genera una conciencia social sobre este colectivo tan vulnerable y dependiente, sensibilizando sobre las enfermedades raras y la donación infantil de órganos.

El simple hecho de que exista un muñeco con una cicatriz abdominal debida a un trasplante, una cicatriz en el pecho debida a un catéter y una mascarilla para proteger sus bajas defensas, ayuda a que los niños interioricen que esas características se replican en niños y niñas de verdad, fomentando la tolerancia y normalización de características diferentes a la de la mayoría de los niños, siendo más fáciles de entender.

Los fondos recaudados con la venta de los Nupancitos han sido íntegramente destinados a la lucha contra el acoso escolar de los niños que, cuando regresan al colegio con cables, cicatrices, máquinas o mascarillas, sufren la incomprensión y la falta de integración por parte de algunos compañeros. También, a financiar hogares de acogida para familias desplazadas por cuestiones médicas, a programas de apoyo psicológico y social, y ayudas para medicación o terapias de rehabilitación no cubiertas por la Seguridad Social.

Nacidos en Onil, Alicante, con el apoyo de Berjuan, podrás encontrar los Nupancitos en jugueterías Toy Planet y en la tienda online de la web de NUPA.

Hoy, Martín y Yara cuentan con un premio muy especial que les dará fuerzas para continuar ayudando a todos los niños y niñas que lo necesiten.

SUSCRIBIRSE A LA NEWSLETTER

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.